Veinte  pequeños consejos para grandes cambios antes de tu boda

A quien  no le gusta estar un  poco más ligero de peso para antes del día de tu boda y así disfrutar de la celebración y del viaje de novios sin pensar que nos estamos pasando de la raya.

talla de menos

Hoy os proponemos unos pequeños cambios en algunos alimentos para llevar una dieta más sana y equilibrada. Con estas pautas nos daremos cuenta de lo fácil que es cambiar ciertos hábitos para reducir calorías, grasas y azúcares simples, que son los que en exceso van a arruinar nuestra dieta.

En muchos de los casos el cambio está en  sustituir alimentos preparados por caseros, como son las hamburguesas, pizzas o platos preparados, que serán más naturales, ricos en nutrientes y con menos contenido en sal y aditivos.

Otro cambio es saber elegir el tipo de grasa, como por ejemplo las margarinas, mantequillas y natas, que podemos alternarlas o sustituirlas en muchos de los casos por aceite de oliva virgen extra, una grasa monoinsaturada más saludable que las otras, que serán saturadas o hidrogenadas.

El tipo de cocinado que sufre el alimento también es clave. No es lo mismo comer pescado rebozado y frito que comerlo al horno, donde no le añadimos calorías ni grasas. Igual sucede con los frutos secos, mucho menos salados y calóricos al natural que si están procesados como los fritos.

En definitiva se trata de cambiar pequeños detalles que juntos van a sumar un gran paso de calidad en nuestra dieta. El primer cambio comenzarán por la lista de la compra, después el saber cocinar esos alimentos y por último comerlos de forma proporcionada en cantidad.

Siguiendo estos consejos no tienes que preocuparte por dietas, ni dejar de comer, son unos simples trucos que pueden ayudarte.

1. Diluye el zumo. En vez de tomarte un zumo normal, ponle la mitad de agua para diluirlo. Puedes reducir hasta 85 calorías por vaso.

2. Si tienes telefono fijo que sea  inalámbrico. Cuando hables por teléfono, en vez de estar acostada viendo la tele, ponte a lavar la ropa (68 cal.), poner la mesa (85 cal.), regar las plantas (102 cal.), etc.

3. Los dulces solo los domingos. Si alguien te quiere invitar a un dulce, puedes aceptarlo pero solo comerlo un día a la semana, da igual el día que sea pero siempre tiene que ser el mismo día. Al principio te va a costar aceptar los nuevos cambios, pero  pasado tres semanas te será más fácil llevarlos a cabo..

4. Toma té verde antes de hacer ejercicio. La cafeína libera ácidos grasos, haciendo que quemes calorías mas rápido. (si tienes presión alta, no es bueno que tomes te).

te-verde

5. Evita  las dietas drásticas. Solo quemarás calorías temporalmente, porque luego tiene efecto rebote, produciendo todo lo contrario de lo que quieres conseguir creado  hambre de forma impulsiva y comes más.

6. Cena en casa.Sabias que cenar en restaurantes cinco o más días de la semana puede hacerte engordar (por lo menos comes 300 calorías más por día).

7. Sustituye la mantequilla. Ponle aceite de oliva al pan en vez de mantequilla, es más saludable y te quita un poco el hambre, para que comas menos.

8. Usa linaza en polvo. La linaza es alta en fibra, te ayuda a saciarte más rápido y a eliminar calorías.

9. Toma mucha agua. Cuánta más agua tomes, mejor para tu cuerpo, además de que te llena el estómago y te quita un poco el hambre.

bebiendo agua

10. Engaña a tus papilas gustativas. Chupar una pastilla de menta o eucalipto puede ayudar a que se te quiten las ansias de comer o puedes optar por mascar chicle sin azúcar todo el día, ayudándote a elevar tu metabolismo un 20%.

11. Sazona tus comidas. Usar mucho picante en tus comidas, te puede ayudar a dejar de comer más pronto.

12. Ensalada en trozos. Corta los pedazos de lechuga, zanahoria, tomate, etc, en trozos grandes (en lugar de rallarlos o cortarlos pequeños), te cuesta más trabajo masticar pedazos grandes, entonces lo más seguro es que mastiques más y comas menos.

13. Háblale por teléfono a una amiga. Llena los momentos de no hacer nada con charlas, no con galletas.

14.Mueve el cuerpo. Subir escaleras, hacer algo de deporte, caminatas al aire libre, ir andando al trabajo, etc, hace quemar calorías. El ejercicio es saludable, gratis y tiene innumerables ventajas.

15. Usa aceite en spray. Para preparar ensaladas, pollo, pescado o pastas, usa aceite en spray, de preferencia de oliva. Una rociada de 2 segundos de aceite (spray) distribuye aproximadamente ½ cucharita de aceite, comparado con las 2 o 3 tres que le tendrías que poner si no lo rociaras. Esto te ahorra unas 100 calorías.

16. Compra en pequeñas porciones. Entre más grande sea el paquete de lo que compres de comida, más vas a comer.

17. Mide la cantidad de comida. Es muy fácil que se te pase la mano comiendo, por ejemplo, pastas. Por eso, antes de empezar a comer, mida la cantidad de lo que vas a comer, para que no comas de más.

18. Come alimentos “pesados”. Las calorías y los gramos de grasa de la comida no es lo que te llena, sino el peso de la comida. Come menos y siéntete satisfecha con alimentos pesados pero bajos en calorías (naranjas, fresas, pomelos, espinaca cocida, brócoli, etc).

19. Opta por pescado. Las diferentes variedades de pescado son ricos en omega-3 (ácidos grasos), que te pueden ayudar a quemar calorías gracias a que hacen trabajar tu metabolismo. Las personas que hacen dieta para adelgazar que incluye pescado, pierden 20% más peso que las que hacen una dieta sin pescado.

receta_pescado

20. Inspírate. Si ya traes un buen ritmo de comer comida saludable, y no quieres salirte; puedes colocar posits  en distintos lugares de tu casa (incluyendo el refrigerador y la despensa) con mensajes como: “Nada sabe mejor que la sensación de ser delgada”, “No te dejes vencer por una simple galleta”.

Leave a Reply