¡Música maestro!

Hola de nuevo queridos Tinajeros. El tema que trataremos en este blog es la música, un elemento fundamental en vuestro gran día. La música es sin duda alguna algo que hace nuestras vidas más felices. Puede cambiar nuestro estado de ánimo, hacernos reír, llorar, disfrutar. Pero sobre todo, la música nos hace crear recuerdos, la asociamos a momentos de nuestras vidas, a personas. Por eso es uno de los elementos más especiales en las bodas. Desde Jardines de las Tinajas pensamos que la música en directo es la mejor opción, da un toque diferenciador a vuestro gran día y sin duda alguna hace sentir el doble de emociones.

La música en directo nos envuelve y nos prepara emocionalmente. Esta decisión puede ser la que más sorprenda a vuestros invitados. La música en directo genera una respuesta inmediata, una vibración, una resonancia en el cuerpo que nos abre y multiplica las emociones. Y os preguntaréis cuáles son los momentos adecuados para tocar música en vivo y la respuesta es: TODOS. Todos los momentos de la boda son idóneos para tener música en vivo, claro está, hay que saber elegir el tipo de música adecuado para cada momento. A continuación desde Jardines de las Tinajas te contamos todo lo que necesitas saber sobre esto.

El comienzo de la ceremonia es el momento más importante del día y la música tiene un papel fundamental. En este caso la música puede ser perfecta para que nuestros invitados no se aburran y estén más atentos a la ceremonia, no se les haga pesada y gracias a ella hacerlos sentir mil emociones. Podéis elegir la canción que más os guste y que mejor os defina. Dependiendo de si la ceremonia es religiosa o civil, podemos ser más o menos originales. Podemos contratar cuartetos de cuerda, coros rocieros, piano…

En el cóctel siempre es una buena opción optar por ritmos suaves para que así nuestros invitados charlen tranquilamente mientras disfrutan de la música en vivo de fondo. Podríais optar por jazz, chill out, música clásica, piano…

La cena puede ir acompañada también de música. Pero recordad que es de acompañamiento, no estamos en un concierto. Por lo que debe ser suave en ritmo, potencia y volumen.

A continuación llega el momento del baile, ese que tanto vosotros mismos como los invitados esperan con ansias. En el momento del baile podéis usar vuestra canción y si no la tenéis alguna que os guste y os identifique a ambos. El grupo que elijáis para este gran momento será fundamental para hacer el momento aún más emotivo.

Y queridos, llegó el momento de la fiesta. Toda boda se merece un fiestón que dure hasta el amanecer y para conseguir esto necesitaremos a un buen DJ. Este será el encargado de haceros bailar hasta que no podáis más, de ahí la importancia de la elección.

Hasta aquí ha llegado el post de hoy, espero que os haya servido de ayuda y que en vuestro bodorrio vuestros invitados queden alucinados con la música en directo. Hasta el mes que viene amigos Tinajeros.

Leave a Reply